Boda Castillo de la Zoreda

Un 24 de Junio, San Juan se derpertó la mañana con una llovizna que para hacía que no pareciera el comienzo del solsticio de verano. El cielo plomizo no quiso que el sol saliera haciendo que todo se convirtiera en romántico y asturiano 100 %. Era la boda de Emma y Carlos, dos jovenes majetes que habían decidido reunir a sus amigos y familiares para que fueran testigos de su ¡Sí quiero! en una ceremonia, divertida, tierna y también emotiva oficiada por dos buenos amigos.

Emma, llegó a el lugar de la celebración el Castiilo del Bosque la Zoreda,recién peinada, junto a sus padres y algo nerviosa. En el hall esperábamos Covi depincelhadas y yo para ponernos manos a la obra con todos los preparativos. El vestido de Emma era de Manu García que definía su figura y que tenía una espalda en pico bordada que era una verdadera obra de arte.

Los novios decidieron hacer su reportaje solos antes de la ceremonia para así poder disfrutar del cóctel con sus invitados y familiares desde un principio. Carlos algo nervioso esperaba en la primera planta de la suite a que Emma acabara con sus preparativos y justo en la habitación que luego compartirían, se vieron por primera vez. ¡Fue un gran momento! Carlos, no paraba de mirar a Emma embobado porque realmente, estaba guapísima y rompieron con las tradiciones y se vieron ellos primero que nadie.

La ceremonia, fue un rato divertido ya que una pareja de amigos ejerció de maestros de ceremonia, dándole ese toque especial con anécdota que solo un amigo puede saber y haciendo que todo el mundo se lo pasara muy bien.

Después de un cóctel con todos los invitados y al caer la noche, se dispusieron a cenar en el precioso salón del Castillo de la Zoreda para posteriormente, disfrutar de una noche de mucha fiesta.

¡Espero os guste este resumen de la boda de estos novios tan molones!

©Todos los derechos reservados