Boda Palacio de la Magdalena

Esta es la historia de María y Mateo, una pareja que siempre ha demostrado amor, respeto el uno por el otro y sobre todo ilusión. Desde nuestro primer contacto la química fue evidente entre los 3 y me contagiaron esas ganas por celebrar de una forma tan especial su unión. Ya en la preboda logramos reírnos como nunca e hizo que el 17 de septiembre todo fuera sobre ruedas.

Por la mañana temprano llegué a la casa de la familia de la novia donde se iban a llevar a cabo los preparativos y fue un momento muy especial para ella ya que lo compartió con su madre y su cuñada. Estaba en todo momento tranquila y risueña. El vestido escogido por la novia era de la firma Sposa que compró en la tienda Agua Clara en Avilés. Para su tocado eligió un modelo de Bibiana la lía y un velo color rosa palo de Vintage shop en Mieres y zapatos de la firma Lodi con tira en el empeine decorada con cristales de Swarovski®. Del maquillaje y la peluquería tanto de la novia como de su madre se encargaron las chicas de Fess Avilés.

A la novia, solo le quitaba un poco la emoción la posibilidad de lluvia que llevaban anunciando desde hacía varios días las previsiones metereológicas, pero después de un susto con alguna que otra gota, que sepáis que pudieron disfrutar de su día sin incidentes e incluso pudieron contemplar un maravilloso atardecer desde la terraza del restaurante donde decidieron hacer su banquete. Hacia el mismo restaurante me desplacé, dejando a María con su familia para estar presente en la llegada del novio y sus invitados.

Mateo el novio, estaba bastante más nervioso que la novia y se notaba por su risa continua y sus continuas miradas al camino donde iba a aparecer María del brazo de su padre.

Los novios decidieron celebrar su enlace civil y posterior banquete y fiesta en el  Palacio de la Magdalena en Soto del Barco. La capilla que utilizaron para darse el sí quiero fue elegantemente decorada por el equipo de Rosa Rosam, capitaneado por Gloria Pantiga quien puso su saber hacer con petalos, centros en distintas alturas y velas que le daba un aire muy romántico a la estancia. Rosa Rosam, también fue la encargada de la realización del ramo de la novia con calas y astilbe en tonos rosas.

La novia llegó con el retraso tradicional de toda novia y fue acompañada por su padre y sus tres damas y parejas. Los vestidos de las damas de honor eran de la firma Coosy en color rosa palo y escote con lentejuelas.

La palabra que puede definir la ceremonia de estas dos grandes personas es EMOCIÓN. Gracias a la colaboración de amigas y familiares, que dedicaron unas palabras a los novios las lagrimas y risas se sucedieron, como si estuvieran montados en una montaña rusa y que hicieron que ellos no la olviden nunca.

El sitting plan y la decoración exterior de la inmesa terraza de la que dispone el hotel y la decoración floral de las mesas fueron trabajo de Leymar Floristas.

Disfrutaron de una gran comida y una buena fiesta con la música de Bodas y Eventos Asturias, así como su servicio de fotomatón.

Un placer de trabajo el que pude disfrutar con estos chicos y sus familias y amigos.

Os dejo con las fotos esperando que os gusten.

©Todos los derechos reservados