Iñigo se bautiza- Asturias

Se despertó un día de septiembre caluroso y los pajarillos estaban como locos cantando cuando llegué a Santa Cristina de Lena, para ser testigo y cómplice en el bautizo de este pequeño de ojos azules, que se llama Iñigo. En un paraje de cuento que hacía que fuera si cabe más especial, tuve mi trabajo como fotógrafo de bautizos esta vez. En el interior las piedras de esta iglesia antigua refrescaban el ambiente y los rayos que tímidamente se colaban por las minúsculas ventanas convertían todo en especial.

Iñigo se portó muy bien y apenas protestó cuando el parroco mojó su cabecita. Instantes detenidos en el tiempo, ahora ya son recuerdos para siempre.

 

©Todos los derechos reservados

ME BAUTIZANJohanna Arias