Sesión bebé Asturias-Mateo

Un día de diciembre raro en Asturias. Acostumbrados a que el frío ya se tenía que haber hecho hueco en nuestra cotidianidad, la lluvia compañera de las horas y las nubes dar sombra a las calles, llegó la sesión de Mateo y sus padres con un día primaveral, soleado y bellísimo. Tuvo que venir este pequeñajo desde Dinamarca a conocer Asturias por primera vez y hacer que todo eso pasara. Una sesión que parece hecha en los meses de calorcito en un bosque. Este pequeñajo de casi dos meses, durmió la sesión casi casi al completo, fue un verdadero ángel y para mi un privilegio poder fotografiarle y conocer a sus magníficos padres.

Una sesión en mi línea, natural y buscando captar esos momentos tiernos en familia. ¡Espero que os guste y si te interesa este tipo de sesiones no dudes en ponerte en contacto conmigo!

© Todos los derechos reservados